Logopedia miofuncional

En la edad escolar es donde se hacen más evidentes los signos de alerta de dificultades en el lenguaje, el habla, la pronunciación de las palabras, la lectura, la escritura, la percepción, la atención, el desarrollo neurosensoriomotriz, etc .

También es la edad donde se detecta un alto porcentaje de logopedia clínica y escolar de niños con alteraciones en las funciones del sistema estomatognático orofacial como la respiración, la succión, la deglución, la masticación, que se desencadenan por múltiples factores, que repercuten directamente en la cadena postural y sobre todo en su rendimiento académico.

Los niños que presentan alteraciones en la función respiratoria presentan facciones adenoides, además de síntomas de cansancio y fatiga, sobre todo en las actividades que requieren esfuerzo físico, somnolencia diurna, falta de atención y concentración en el aula. Pero también todo lo contrario, hay niños que pueden mostrarse muy irritables, hiperactivos, impulsivos. A veces se les confunde el diagnóstico ya que pueden parecer niños con trastorno de hiperactividad (TDH) o déficit de atención (TDHA). Pero sea como sea, esta patología repercute directamente en una disminución del rendimiento escolar.

También son frecuentes los trastornos de la voz y del lenguaje tanto oral como escrito, timbre de voz y dislalias de compensación, los cuales comportan alteraciones en la pronunciación de determinados fonemas que repercuten en la expresión oral y consecuentemente en la expresión escrita.

Hay que tener presente que con una respiración oral no se produce el calentamiento, humidificación ni filtración de aire cuando se inspira. El proceso de intercambio de oxígeno y dióxido de carbono cuando inspiramos y expiramos llega a la sangre en deficientes condiciones y esto repercute directamente en el estado físico y anímico de la persona.

¿Qué papel tiene la terapia miofuncional?

La Terapia Miofuncional es la encargada de establecer el equilibrio entre las diferentes funciones del sistema estomatognático: la succión, la deglución, la masticación, la fonación, la respiración y la articulación. Todas estas funciones están relacionadas con la postura del niño, su actitud y su cuerpo.

Como respuesta a un mal funcionamiento del sistema podemos encontrar alteraciones dentales y óseas en forma, densidad, posición, etc.

El Logopeda integrado en el equipo multidisciplinar es el profesional que trabajará estos aspectos y lo hará de una forma global, teniendo en cuenta tanto la postura del niño como sus emociones.

Se hará reeducación logopédica a partir de los 4 años trabajando en cada niño lo que necesite de forma individual y trabajando conjuntamente con los otros profesionales que requiera según sus características: exploración y programación de las sesiones conjuntamente con el Odontólogo, el Ortodoncista y la Osteópata.

  • A menudo está con la boca abierta.

  • Cuando duerme, ronca o está con la boca abierta.

  • Muestra irritaciones labiales.

  • Babea

  • Se succiona el dedo, el chupete u otros objetos.

  • Prefiere una alimentación blanda.

  • Mastica con la boca abierta.

  • Le cuesta tragar la comida.

  • Suele tener “ojeras” y mirada triste.

  • Muestra dificultades para expresarse oralmente.

  • Se suele quedar afónico.

  • Le cuesta pronunciar algunos sonidos en determinadas palabras.

  • Tiene dificultades para adquirir el aprendizaje de la lectura y la escritura.

  • En la escuela se distrae con facilidad.

Tratamientos en logopedia
  • Disartrias o anartria y trastornos adquiridos del habla de origen neurológico.

  • Disglosias y alteraciones orgánicas orofaciales que afectan la articulación y la respiración.

  • Fisuras palatinas.

  • Post operados de frenillo lingual.

  • Dislalias o déficits aislados funcionales fonéticos.

  • Disfonías funcionales.

  • Lesiones benignas de laringe y cuerdas vocales.

  • Parálisis laringes.

  • Cordectomía.

  • Reeducación pre y post quirúrgica de lesiones benignas de laringe o cuerdas vocales.

  • Disfonías infantiles.

  • Afasias y trastornos adquiridos del lenguaje de origen neurológico.

  • Disfasias o trastornos específicos del lenguaje en niños.

  • Retraso del desarrollo del lenguaje.

  • Disfagias y alteraciones adquiridas de la deglución de origen neurológico.

  • Deglución atípica o inmadura.

  • Trastornos oro motores en los niños.

  • Disfunciones respiratorias: respiración oral.

  • Reeducación preventiva a la mal oclusión.

  • Reeducación pre y post tratamiento de ortodoncia infantil y en el adulto.

  • Disfemias o tartamudez. Tartamudeo.

  • Taquifemia.

  • Dificultades en la vocalización y el ritmo del habla.